ADEMA Formación Profesional

>> Las primeras conclusiones del estudio elaborado por los profesores Josep Oliver y Mar Rigo, revelan que la dieta local es alta en carbohidratos, basada en productos farináceos, arroz y tubérculos y bajo consumo en vegetales y mala calidad de las grasas en la cocina

Profesores del Centro de Formación Profesional ADEMA de los Ciclos de Dietética y Farmacia han llevado a cabo una estancia de diez días en la Isla de Wasini, en Kenia, con el propósito de evaluar el estado nutricional de la población escolar. Los docentes de ADEMA, Josep Oliver y Mar Rigo, se han encargado de esta iniciativa, que busca establecer las bases para un estudio más exhaustivo que permita desarrollar proyectos destinados a prevenir la desnutrición y promover hábitos saludables.

Durante su estancia, enmarcada dentro del proyecto de cooperación internacional de la Fundación ADEMA+ “Island to Island”, se realizaron mediciones antropométricas a más del 70% del alumnado del centro escolar de la isla, con edades comprendidas entre los 3 y los 15 años. Este trabajo ha contado con la participación activa de la directora y del personal docente del centro local, quienes facilitaron el acceso y la organización de las actividades.

Para la recolección de datos, los docentes de ADEMA diseñaron un cuestionario exhaustivo que abarca tanto mediciones antropométricas (peso, altura, perímetros y pliegues) como información personal y de hábitos alimentarios (frecuencias de consumo, cuestionario de la FAO, patologías previas y antecedentes familiares).

Además, la experiencia ha permitido a los investigadores adentrarse en la cultura culinaria y los hábitos dietéticos locales, gracias a la colaboración de la asociación «Wasini Women Group» de mujeres de la Isla. Este acercamiento fue crucial para comprender mejor el contexto alimentario y sus influencias en el estado nutricional de los menores.

Las primeras conclusiones del estudio elaborado por los profesores Josep Oliver y Mar Rigo, revelan que la dieta local es alta en carbohidratos, basada en productos farináceos (panes artesanales), arroz y tubérculos. A nivel proteico, el pescado capturado por las familias y la carne de pollo son las principales fuentes, mientras que el consumo de huevos es poco frecuente. También, según ha explicado Josep Oliver, “hemos observado un consumo significativo y notable de caramelos, lo cual afecta tanto la salud bucodental como la calidad de la dieta”.

Una de las principales debilidades identificadas, ha detallado Oliver, “es el bajo consumo de vegetales y la mala calidad de las grasas utilizadas en la cocina, predominando el aceite de palma refinado”.

El análisis de los datos recolectados servirá para evaluar la viabilidad de un estudio más amplio en el futuro, con la esperanza de generar proyectos que mejoren la salud y el bienestar de la comunidad de Wasini.

Otra preocupación significativa señalada en el informe de los docentes de ADEMA es la dificultad de acceso a agua potable. «El agua es un bien escaso en esta Isla, ya que no hay acuíferos ni acueductos, y solo disponen de tanques de reserva en pésimas condiciones. Cuando no hay lluvia disponible, el agua se transporta en barcas desde el continente hasta la isla», han destacado los docentes.

Este estudio preliminar marca un importante primer paso hacia la mejora de las condiciones de vida y salud en Wasini, con la expectativa de implementar futuros proyectos que beneficien a la comunidad escolar y, a la Isla en general, dentro del proyecto de cooperación internacional de ADEMA.